Whisky

Lagavulin: dos siglos del whisky escocés

La destilería Lagavulin nace en el año 1816 como un lugar en el que los contrabandistas se agolpaban para destilar whisky de malta en Escocia. Siguiendo las historias de la época, se convirtió en un lugar de culto para cualquier amante de esta bebida dorada. El viento y el mar presiden cada cosecha, consiguiendo convertir a este whisky de malta escocés en uno de los más prestigiosos a nivel mundial. Sus doscientos años creando productos de lujo confirman esto. Además, Lagavulin cuenta con numerosos premios internacionales.

 

 

Todos estos galardones premian el imponente saber del malta escocés más preciado. Se trata de un whisky firme, de notas dulzonas y con cierto sabor ahumado, que le provoca la turba. Obviamente la elaboración de este producto está guardada bajo un secreto ancestral, aunque la ubicación de la destilería, las aguas de escocia y el clima de la zona podrían ser la respuesta al secreto mejor guardado.

Obviamente, la materia prima, el tiempo que pasa el producto en barrica, la destilación, etc. forman parte de un proceso de elaboración tradicional que convierte al whisky de malta en todo un producto gourmet para los paladares más exigentes.

 

Lagavulin 8 años

Para conmemorar el 200 aniversario de esta destilería escocesa, los responsables han apostado por una creación novedosa. Generalmente el whisky Lagavulin se caracteriza por haber reposado 16 años en barrica, pero en esta ocasión dejan atrás su tradición y muestran un producto de 8 años que mantiene su imponente sabor, pero mucho más suave que el Lagavulin tradicional. Este whisky ha sido madurado en barricas de roble americano de segundo llenado.

 

El aniversario de Lagavulin será un acontecimiento mundial para los sibaritas amantes del mejor whisky de malta escocés. Los responsables de la destilería lo sacarán a la venta pronto, aunque en principio solamente estará disponible en la tienda ubicada en su destilería. Posteriormente lanzarán la bebida a tiendas selectas del reino Unido y, el último paso será moverlo a nivel internacional.

Deja una respuesta